Una crisis en Naturgy y Madrid mide el pulso a Argelia

Con nuevas informaciones, el Gobierno español no se plantea entregar una empresa estratégica del nivel y tamaño de “Naturgy” al inversor emiratí, y sí mantiene presencia en la toma de decisiones de la compañía para evitar cualquier posible choque con Argelia si los emiratíes “Taqa” toma el control de la empresa.

Etiquetas : España, Argelia, Naturgy, Sonatrach, TAQA, Sahara Occidental, Marruecos, Emiratos Arabes Unidos,

Mohamed Meslem

Las filtraciones que hablaban de la posibilidad de que Argelia cortara el suministro de gas a España han perturbado las negociaciones en curso sobre los esfuerzos de la empresa emiratí “Taqa” por adquirir la española “Naturgy”, que fueron rechazadas por Argelia, y las repercusiones de estas filtraciones llegaron a los centros de decisión del gigante energético español.

Inmediatamente después de la amenaza, publicada por « Reuters », de cortar el suministro de gas a España en caso de que se produjera la adquisición, se habló de una crisis en el seno de Naturgy. Al mismo tiempo, el partido español no tardó en tomar el pulso a la posición argelina, con otra filtración que afirmaba que la adquisición no superaría el cincuenta por ciento tras lo realizado inicialmente y a un ritmo no inferior al 100 por ciento.

La página web del diario “El Español” informó en Internet el miércoles 15 de mayo de que la amenaza argelina, atribuida a un desconocido, había provocado una “pequeña crisis” en el seno de la organización “Naturgy”, citando una fuente informada en el periódico. compañía, que se apresuró a calmar la situación destacando que “no se han registrado violaciones en los últimos años por ninguna de las partes en la relación comercial entre Naturgy y la argelina Sonatrach”.

El gobierno de Pedro Sánchez también se apresuró a intervenir en el acuerdo, basándose en el derecho de tanteo, según informó el miércoles 15 de mayo de 2024 en el sitio web español “Cinco Días”, para poner obstáculos a la adquisición total por parte de los Emiratos Árabes Unidos de “Naturgy”, socio de Sonatrach en los contratos de suministro de gas a Argelia a Madrid hasta 2031, y en el gasoducto “Medgas”, que conecta los dos países directamente sin pasar por territorio marroquí, como es el caso del gasoducto Magreb-Europa, en el que Argelia paró las obras el 31 de octubre de 2021.

Con nuevas informaciones, el Gobierno español no se plantea entregar una empresa estratégica del nivel y tamaño de “Naturgy” al inversor emiratí, y sí mantiene presencia en la toma de decisiones de la compañía para evitar cualquier posible choque con Argelia si los emiratíes “Taqa” toma el control de la empresa. España, sobre todo porque se ha convencido de que el trasfondo del acuerdo que se está negociando es más geopolítico que económico, como parece en la superficie.

Aunque ha pasado más de un mes desde el anuncio del intento de TAQA de los Emiratos Árabes Unidos de adquirir “Naturgy”, las negociaciones hasta el momento no han dado nuevos resultados, mientras que la falta de entusiasmo por parte del Gobierno de Pedro Sánchez para seguir adelante con este arriesgado proyecto ha pasado a primer plano. Arriesgado por una nueva crisis con Argelia, sobre todo porque los problemas derivados del repentino cambio de posición española sobre la cuestión del Sáhara Occidental, que ha sacado a Madrid de su neutralidad histórica, siguen ejerciendo una presión negativa sobre las relaciones bilaterales. Un indicio de esta tendencia es lo publicado en el periódico español El Periódico de Cataluña, que hablaba del afán del gobierno de Pedro Sánchez de que el inversor en “Naturgy” fuera una empresa española y no extranjera.

Lamentablemente para los responsables del éxito del acuerdo, las negociaciones coincidieron con la presencia de Sonatrach y su homólogo, Naturgy, en las discusiones para ajustar los precios del gas argelino exportado a España durante el año 2023, con carácter retroactivo, según lo estipulado en los contratos firmados entre las dos partes, que es una carta jugada. En beneficio de la parte argelina, que no descarta jugar la carta del precio para frustrar los esfuerzos emiratíes destinados a controlar a un socio que se sienta constantemente a la mesa con Argelia desde aquí hasta 2031, en un momento en que las relaciones diplomáticas entre Argelia y Abu Dhabi ha alcanzado niveles de deterioro sin precedentes. Porque los argelinos acusaron a los emiratíes de adoptar posiciones hostiles contra los intereses supremos del país y de atacar su seguridad nacional, motivo de la reunión del Consejo Supremo de Seguridad hace unas semanas.

Fuente : Echouroukonline

#España #Argelia #Naturgy #Sonatrach #TAQA #Gaz #EmiratosArabesUnidos #SaharaOccidental

Soyez le premier à commenter

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.


*