En el Sáhara, la lengua castellana forma parte de la identidad saharaui

1

A quién pertenece el español ?*

« (…) y esto es enriquecer la lengua, sobre quien tienen poder el vulgo y el uso ». Don Quijote de La Mancha

El idioma español se extiende hoy por todo el planeta ; es la lengua más importante del mundo y la tercera más hablada, con 400 millones de parlantes. El castellano, tal como hoy lo conocemos, es fruto de un proceso de decantación de más de un milenio, a lo largo del cual las diversas lenguas de los habitantes de la Península Ibérica se fueron modificando por influencia de romanos, visigodos y árabes.

Hacie el final del siglo XV, la lengua española se fue imponiendo sobre otros idiomas y dialectos y cruzó los océanos para llegar a las Américas y el Caribe, y siglos más tarde a Filipinas y las plazas africanas Sahara Occidental y Guinea Ecuatorial. Allí engendró raíces, asentó bases de convivencia y dejó un indestructible legado para mucho pueblos.

Un idioma se considera propio y patrimonio cultural cuando entre sus parlantes déjà enraizado un legado literario e histórico.

Se considera propio y patrimonio cuando ese legado es utilizado para crear, imaginar, ensayar, relatar o simplemente hablarlo de manera coloquial ; cuando su dominio hace surgir grandes oraddores, extraprdinarios diplomáticos, resonados poetas, conocidos escritores e historiadores.

También es patrimonio cuando en parte identifica y diferencia a sus hablantes a través del correcto uso y dominio gramatical. Con estos elementos anteriormente mencionados podemos conocer a quién pertenece el español.

Como anécdota vinculante a la historia del español en el Sáhara, unos turistas españoles iban desorientados atravesando parte del territorio en dirección hacia la vecina Mauritania, cuando een su camino se encontraron con unos pastores de dromedarios. « ¿Cómo entendernos con estos pastores para que nos ayuden ? », era la pregunta que se hacían. Cuál fue la sorpresa de los turistas al dirigirse a aquellos pastores. Ante sus atónitas miradas sonaban saludos y preguntas en un correcto español, « Hola, de dónde venís ? ». « El milagro de las lenguas ! », exclamó uno de los turistas, sorprendido de que estuviera sucediendo aquella conversación en su lengua materna hablada por un pastor en un lugar materna hablada por un pastor en un lugar ignoto del desierto.

De esta anécdota podemos sacar una conclusión y es que el español como idioma pertenece a toda cultura cultura o sociedad que lo habla. En este sentido habla el perdiodista saharaui Hamdi Yahdih « (…) Malik Hadad, autor argelino que escribía en francés, fue el eco tronante y triste que resumió todos los aspectos del desarraigo cuando dijo : La lengua francesa es mi exilio.

Desde entonces el eco se repite en todas las gargantas de los escritores que se encuentran exiliados, presos, o asfixiados por una lengua extranjera, máxime si es la del colonizador. De hecho, algunos siente que es muy difícil, quizá imposible, eludir la fuerza de atracción de la triste realidad del destierro moral. Escribir en la lengua colonzadora no déjà de ser un exilio, pero si se hace con el espíritu de la tierra, de la familia y la causa, « ¿se debe dejar al escritor así en su destierro o aliviar su tormento traduciendo y devolviendo su obra a la lengua de origen ? Es lo que todo el mundo hace con los hijos que escriben en la lengua del colonizador por necesidad más que por amor »(1).

Por el contratrio, para los saharauis el español, su segunda lengua, no supone desarraigo si no que es una parte más de su identidad como pueblo y cultura heterogénea afro-árabe influida por un siglo de convivencia con la metrópoli.

No es sentido como una imposición, sino como un legado diferenciador con respecto aa Marruecos y motor de acercamiento a otros mucho pueblos, entre otros los de Latinoamérica. Los saharauis haispanohablantes no han abandonado sus raices, el español se nutre de su realidad cotidiana y de sus tradiciones milenarias.

« (…) pero es un español híbrido hecho de retazos. Tiene un aire de familia con el que utilizamos nosotros los españoles, pero éste se haya enriquecido por una historia que lo reinventa desde coordenadas diferentes, no sólo geográficas sino también históricas y experimentales. Como en América Latina, este español bebe en la experiencia de la conciencia y de su lucha por el reconocimiento de su estatus como un igual, no un sublaterno. Este español se ha forjado como un lenguaje de resistencia para sobrevivir a la presión regional de la francofonía y construir un espacio propio y diferente al de sus vecinos » (2)

(1) Yahdih Hamdi. « La Generación de la Amistad : una jaima para la poesía saharaui en el exilio ». UPES (Unión de Periodistas y Escritores Saharauis ». Agosto de 2007. Traducción del árabe.

(2) Gimeno Martín, Juan Carlos. Transformaciones socioculturales de un proyecto revolucionario, la lucha del pueblo saharaui por la liberación. Pág. 79.

*Extracto del libro de El porvenir del español en el Sáhara Occidental, Bahia Mahmud y Conchi Moya.

Tags : Sahara Occidental, Frente Polisario, cultura, español, castellano, legado cultural, identidad, francofonía,

1 Comment
  1. 43534 says

    Un saludo a todos los saharauis hispanohablantes. Resistan frente a Marruecos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.