Sanmao, una escritora china en el Sáhara

0

La primera vez que oí el nombre de esta escritora fue en la feria de Las Palmas del año pasado. Los libros de Sanmao, nacida Maoping Chen (1943-1991), de coloridas portadas, editados por :Rata_ llamaban poderosamente la atención, o me la llamaban a mí que no podía desprenderme de su historia contada por Ángeles Jurado, en nuestras paradas entre puesto y puesto de la Feria.

Sin embargo, lo anterior no es cierto. Lo era en aquel momento, cuando Ángeles me hablaba y yo creía que era la primera vez que escuchaba contar la historia de una escritora que había adoptado al escribir el nombre de un personaje de cómic chino como seudónimo, y que había vivido en Madrid y en Telde – Gran Canarias- utilizando otro nombre: Echo Chen. Pero sus libros, escritos en chino, habían comenzado a ser traducidos en 2016, a castellano y catalán, y desde ese momento ya habían levantado curiosidad, apareciendo en diversos periódicos y revistas. La “conocía”, me “sonaba”, es cierto, pero lo que no había hecho era “reparar” en ella como en aquel momento.

¿Qué me atrajo de Sanmao, entonces? ¿El que fuera una de las escritoras chinas más importantes del siglo pasado con una vida de leyenda? ¿Su espíritu de viajera incansable? ¿Su vida en el Sáhara?… Quizás todo ello, pero lo que nunca sabré es por qué quise leerla en aquel momento, precisamente en la feria de Las Palmas, en el que me entraron ganas de dejar plantada allí mismo a mi admirada Ángeles para meterme detrás de un puesto y zambullirme en el amarillo luminoso, que invitaba a entrar, de Diarios del Sáhara.

Quizás lo que nos lleva a leer algunos libros son también las historias que rondan alrededor. Esos imanes fuertes que nos hacen querer entrar en lo que han querido contarnos. En este sentido, hablar con Susi Alvarado, quien rodó en 2016 el exitoso documental “Sanmao, la vida es el viaje” (sin ningún tipo de ayuda ni subvención), también influyó.

Escritora, editora –Puentepalo-, realizadora, es también una de esas mujeres que dan ganas de conocer en profundidad. Alvarado pasó su infancia y adolescencia en el Sáhara, el cual emerge en muchas de sus creaciones. ¿Qué tiene Sanmao?, le pregunto. “Quizás la espontaneidad – contesta -, contar las cosas sin pararse a pensar o siquiera a conocer mejor, sino como ella las vive o imagina. Eso hace que muestre un Sáhara particular pasado por su tamiz, el que interpretaba su mirada oriental y quiso compartir con los suyos. Posiblemente nunca pensó que fuera a ser traducida y leída por estos lares, y mucho menos por los propios saharauis”.

En este sentido, el escritor Bahia M Awah ofreció una pieza para el blog “¿Y dónde queda el Sáhara?” sobre la autora taiwanesa, en la que se puede contemplar la portada china de Cuentos del Sáhara Occidental que fue el título que en origen tuvo el libro. En este texto comparte su sorpresa cuando en 2014 unos estudiantes le hablaron de la autora y de su gran popularidad en China, donde se lee el libro mencionado, al tiempo que expresa la gratitud del pueblo saharaui hacia una mujer que fue intensamente feliz en el Sáhara.

Basado en un su vida allí, escribió Diarios del Sáhara que es un libro que se lee entre el desconcierto y la curiosidad. En origen fueron crónicas que ella mandaba a un periódico taiwanés: escribía, entonces, para los chinos. Ella fabula, nos presenta realidades que salen de su biografía jugando, creando cuentos. El Sáhara de Sanmao cotidiano está vivo, hiere y se le ama por igual. A veces lo que narra no se corresponde con la supuesta vida real (utiliza nombres verdaderos), así se alimenta de elementos que no facilitan la pronta asociación entre autora y personaje de ficción. Su vida, por ejemplo, destila un halo de romanticismo por su historia de amor con Jose Mª Quero y ella ofrece momentos de la misma de manera sorprendente, suscitando perplejidad, al hacer girar la exposición de la relación hacia otro (impactante, por contrario) lado. Lo cierto es que Sanmao, a quien se le entrevé un interior divertido, colorido y muy animado, se lee auténtica, entre la fantasía, el misterio y la realidad. Su Sáhara está cubierto de vida esplendorosa aunque también escribe indignada sobre la lucha entre Mauritania y Marruecos por la colonia española, los tres despojando a los saharauis de lo que es suyo.

Finalmente, este mismo agosto Jorge Carrión ha visto publicada su crónica sobre la vida y la obra de la escritora, que ha tardado en escribir años. En la que nos lleva hacia el intento de comprender cómo se hace una cronista: “Lectura adolescente, icono romántico y compartido, sinónimo de viaje, de libertad, Sanmao ocupa el lugar en la cultura china que en la nuestra podría pertenecer al Julio Cortázar de Rayuela, pero en clave femenina, política y muchísimo más popular”.

El misterio subyace. La curiosidad puede saciarse en parte. “En la vida había que probarlo todo-desde lo más elevado hasta lo más corriente-de otro modo, ¿qué sentido tendría la existencia?”, escribió.

Diarios del Sáhara (Original en chino, 1976). Sanmao. Trad.: Irene Tor Carroggio con la colaboración de Zang Jiechao. Prólogo: Gabi Martínez. Editorial: :Rata, 2016

Fuente: Literafricas, 22 sept 2019

Tags : Sahara Occidental, Sanmao, China, Diario del Sáhara,

Leave A Reply

Your email address will not be published.