La fuga de la esposa del Emir de Dubai recuerda la enigmática historia de Lalla Salma de Marruecos

Comparten varios puntos en común : son jóvenes, cultas, guapas y casadas con reyes. También comparten el hecho de que su disparición fue desvelada por su ausencia durante eventos monárquicos importantes.

Lalla Salma no vino a saludar a los ilustres personajes que llegaron a Marrueco : los reyes de España y el príncipa Harry y su esposa. Haya De Jordania solía asistir, junto a su esposo, el Emir de Dubai, a la competición ecuestre Royal Ascot organizada por su gran amiga la Reina de Inglaterra, pero esta vez les dió el plantón al tiempo que la prensa internacional anunciaba que había solicitado el asilo político en Alemania.

Si el paradero de Haya se conoce, el de Lalla Salma sigue siendo un misterio y las noticias que circulan sobre ella son poco claras. Lo único que está claro es que si aún está viva, Mohamed VI le ha prohibido dar señales de vida.

El episodio de la princessa emirati resucitó el tema casi olvidado de Salma Bennani, la mujer que logró dar una nueva imagen a la monarquía marroquí y que fue obligada a vivir en el anonimato y la discreción por razones que las autoridades marroquíes no quieren revelar. Se trata de un tema de incumbencia exclusiva del palacio real.

Mohamed VI fue el primer monarca marroquí que permitió que su mujer aparezca en las páginas de la prensa nacional e internacional, pero también fue el primero en anunciar su divorico en circunstancias demasiado ambiguas que aún quedan por aclarar.

Si el Emir de Dubai está batallando para que su esposa vuelva aunque sea por la fuerza, Mohamed VI parece querer enterrar el asunto en el silencio y el enigma, lo cual delata la existencia de algún incidente grave en el palacio real y del que nadie se atreve a hablar.

La madre de Mohamed VI, Lalla Latifa, se casó con el guardaespaldas de su difunto marido, el rey Hasán II con el que mantenía relaciones sentimentales que son el origen de los rumores que pretenden que Mohamed Mediouri es el verdadero padre del rey de Marruecos y no su padrastro.

Según otras fuentes, la enfermedad y la orientación sexual del soberano marroquí no permitieron a Lalla Salma llevar la vida con la que soñaba y que parece estar lejos de las historias que se relatan en los cuentos de hadas sobre príncipes y princesas, reyes y reinas. Historias que verán la luz probablement con la fuga de la princesa Haya de Jordania. Sobre todo la de su hijastra, Cheija Latifa, encerrada en palacio desde su segunda tentativa de fuga.

Tags : Marruecos, Lalla Salma, Mohamed VI, Emir de Dubai, Haya de Jordania, Cheija Latifa,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *